NUEVA PROPUESTA:


POEMAS FELICES

domingo, 8 de noviembre de 2009

Poemita zonzo a la anónima alegría de vivir

Por Goliardo

Primero, un reconocimiento público a Cármen-Medialuna, precursora en La Cofradía de los poemas felices, aunque fiel al espíritu plagiario del blog, el que suscribe, don Alejandro-Goliardo, haya plagiado la propuesta inconscientemente, mientras participaba en comentarios de bloses propios y amigos de una interesante disertación acerca de la poesía y el sufrimiento.
En segundo término, entonces, colaboro con algo que propuse y que ya pensé que no iba a ser capaz de hacer, por lo cual, aprovecho para compartir su contenido, ya que es el espíritu de esta Cofradía lo que hizo posible encontrar un tema feliz.
Y en tercer lugar, pido disculpas  a los cófrades por duplicar en Goliardos en la ruta este post, y compartir la dedicatoria, pero es que hace días tengo ganas de dedicarle algo a nuestra amiga Marisa Peña (dignísima cófrade), que lleve un pooo de primavera rioplatense a su otoño madrileño. Ojalá que así sea.


Somos gente del montón,
uno más del pasamanos,
con rostros descascarados,
que nunca máscaras son;
uno más de tantos ceros,
de la fila, de la lista,
auténticos desgarrados,
callados, pensantes, quedos,
metidos dentro de un sueño
silencioso e invisible;
ciegos, mudos, luminosos,
cuya chispa no traspasa
agujeros imposibles.


Somos nada entre la nada,
somos todo en nuestro mundo,
nos reímos de la muerte
y por dentro la lloramos,
abrazamos la belleza,
que nos da vuelta la cara.


Vamos oliendo, vamos mirando,
vamos gozando, vamos vibrando,
vamos ajenos, casi alienados,
vamos insulsos, vamos callados.


Fuimos los más raros de la clase,
somos los más nadies de la calle.


Y nos quejamos, somos amargos
y contagiamos nuestra amargura,
aunque una sola cosa es segura:
lo disfrutamos, nos divertimos,
y nos inquieta buscar la forma,
de gozar más de esta vida corta.


Sufrimos por los que sufren,
gozamos pequeñas glorias,
soñamos un mundo bueno,
para propios, para ajenos,
peleamos en mil batallas,
ardimos en mil hogueras,
y aunque vivimos cansados,
siempre estamos renaciendo.


Nuestros sueños son tan breves,
gigantesca es nuestra hazaña,
sabor del pequeño logro,
manjar de las emociones,
bebemos de las pasiones ,
sufrimos las decepciones;
relinchamos como potros
cuando sufre algún hermano,
y allí vamos, relucientes,
a sacarle sus gusanos.



Somos nadie, aunque sabemos
que en la nada siempre hay mucho,
nos gusta encontrar tesoros
ocultos en basurales,
nos sentamos en umbrales
a gozar de lo que pasa,
y a viajar por todo el mundo
en la puerta de tu casa.


Somos gente del montón,
uno más del pasamanos,
que vivimos con la euforia
de abrazarnos entre hermanos.








26 comentarios:

FLACA dijo...

Fielísimo retrato de lo que somos.

Goliardo dijo...

Gracias Flaca, así lo sentí. Y como para ilustrarlo, te "robé" para acompañarlo en mi blog "Biromes y servilletas", que me parece que dice lo suyo de un modo parecido.

andal13 dijo...

¡Ah, qué bueno...! Que un lunes de mañana una se encuentre con esto, da fuerzas para encarar la semana...

ro dijo...

Viene bien a mi alma este poema. Gracias

Fernando Terreno dijo...

Che Goliardo, si seguimos así, te dan la ciudadanía uruguaya.
El poema feliz, tiene unas pinceladas de melancolía (y no por eso deja de ser alegre).
Un abrazo.

Santi el de Los Divagues dijo...

Amigo:

Esto más que un poema feliz es toda una poética.
Una maravilla que enaltece este blog aquelárrico. No sé si tiene mucho de feliz. Es que por estas latitudes nunca nos vamos a poder hacer pasar por cubanos o colombianos. El tango late en los versos de Goliardo y también la lírica clásica de la madre patria. De pronto esa melancolía es nuestra forma de ser felices.
Me encantó también que la dedicatoria fuera a la musical Marisa.

Por mi parte, le doy la ciudadanía a Goliardo, pero que venga a votar!

Marple dijo...

Goliardo:

Si me preguntaran cómo es la gente de la cofradía respondería con este poema.
Felicitaciones.

PD) coincido con otros opinantes: no es un poema feliz, pero creo que ser los raros de la clase y nadies en la calle nos da una especie de secreta felicidad:)

marisa dijo...

Y yo aquí, con este otoño a cuestas...¿saben que les adoro? pues así es...

marisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Goliardo dijo...

Me alegro de que recibas así este poemita, Andrea, y ojalá que alcance para toda la semana, ya que por algo vio la luz un día domingo a la tarde (la maldita antesala del lunes), casi como un antídoto. Y realmente, esta Cofradía lo inspiró, como puede verse en el final. Así que podría decirse que es un poco de todos los que disfrutamos de este abrazqarse entre hermanos ¡Abrazos, hermana!¡Salú!

Goliardo dijo...

Muchas gracias, Ro, lo dicho, es esta Cofradía la que hace posibles los milagros. Por ejemplo, creo que es la primera vez en mi vida que escribo tantos octosílabos seguidos. Es como un fenómeno sobrenatural, pero reconfortante.
Un gran abrazo.

Goliardo dijo...

Aceptaría encantado la ciudadanía uruguaya, es más: cuando los argentinos nos apropiamos de algún uruguayo/a, lo denominamos "rioplatense". Por ejemplo: China Zorrila, gran actriz rioplatense, Enzo Francescoli una gloria del fútbol rioplatense, Natalia Oreiro, digna representante de la belleza del Río de la Plata. Sumémosnos a la lista de rioplatenses entonces.
Es cierto que el poema tiene pinceladas de melancolía, es que de pronto se me ocurrió que no hay alegría sin pasar por la tristeza, ¿o la felicidad no es a veces como una revancha de los malos momentos?
Te agradezco el acertado comentario.

Goliardo dijo...

Santi:
Te reproduzco lo que acabo de leer en mi blog, escrito por Bel, que es catalana y una amiga blogger que tenemos en común con Marisa:

"...me encantan también las coplas de Marisa y cuando las leo, sin darme cuenta, canto por dentro al son de la copla, en cambio, cuando he leído tus octosílabos, por más que me esforzara en cantar otra cosa, el tono era el del tango. Es un tango..."

No se me había ocurrido, no se me apareció una música en particular, ya que es bastante extraño en mí lo de escribir con métrica. Pero lo releo y es cierto, y desde ya, me encanta la idea de haber compuesto un tango. Parece que los elementos están dados: la melancolía, el culto a la amistad, la calle, el sentimiento... en fin, habrá que ponerle música, y si bien no soy un dotado para el canto, te diré que con el tango me defiendo, además de ser el género que más me gusta cantar.
Gracias por tus siempre alentadoras palabras ¿te podremos contratar como "levantador de autoestimas"? Pensalo, puede ser un negoción.
Creo que es absolutamente cierto lo que decís, me encantaría ser cubano o colombiano, pero no me sale ni con un litro de Ron en sangre. Esta es nuestra alegría rioplatense, tristona, gris, melancólica, pero feliz. Es que tenemos la risa color bandoneón (chan, chan).
Y si encontrás la lírica de la madre patria en estas letras (¡cuánto honor que me hacés!) es el indudable influjo de Marisa, la musical, la dulce, la maravillosa poeta que nos honra en esta Cofradía. Si hay aplausos, que sean para ella entonces.
¿Adónde firmo por la ciudadanía?
Un abrazo rioplatense.

Goliardo dijo...

Es así nomás, Marple, como le decía a Santi y como bien lo definís vos, hay una secreta felicidad en ser los raros de la clase y los nadies de la calle. Y me alegro de corazón de que los cófrades se sientan representados en estos versos, nacidos para compartir, para abrazarse entre hermanos.
Tango, milonga, candombe, nostalgia, barrio y plenitud, nuestra alegría será gris, pero es tan profunda cuando estalla. Ya lo veremos en unos días, festejando algo, como espero, desde las dos orillas.
Abrazos hermanados.

Goliardo dijo...

Marisa querida, musa y maestra, mira lo que has desatado al otro lado del mar, tan lejos y tan cerca. Te lo repito, no dudes de tu poesía, certera flecha que vuela tan lejos, y se clava tan profundo. Lo mejor de la poesía hispana vibra en tus letras, y nos hace tanto bien, es un gusto tan grande tenerte entre nosotros.
El sentimiento es mutuo, contigo cerca siempre es primavera y no hay otoño que nos pueda.
Más abrazos cálidos y admirados para tí.

Santi el de Los Divagues dijo...

GOLIARDO:
Lo estuve releyendo y sintiendo y creo qué más que un tango es una milonga. Habría que repetir algún verso de vez en cuando, para encajar con la estructura musical y ya está. Consigamos un compositor.
Lástima que el Zita ya no está con nosotros.
¿viste algo maravilloso que pasó en esta cofradía? Todos nos sentimos autores de la propuesta. Lo que quiere decir que todos se sienten dueños de este espacio- Qué lo parió...

media luna dijo...

Alejandro: Pues a mi permíteme también duplicar mis felicitaciones a tu tango, y mis felicitaciones para Marisa. Me emociona especialmente que se lo dediques a ella, ya lo sabéis los dos.
Y ahora duplicar una vez más las palabras de mi compañero de viaje:
Somos tan distintos, tan singulares, tan únicos, que ahí precisamente radica nuestra igualdad.
Un beso a todos.
Y desde luego sin ese arañazo de la tristeza, la felicidad no podría ser tan grande.

Marple dijo...

Santi:
¿de qué propuesta?
¿de los poemas felices o de armar la cofradía de los plagios?
No entendí.
Por ahora no me considero autora de nada, me subo al carro,nada más:)

Goliardo dijo...

Santi:
Otra vez das en la tecla, pa´variar. Puedo escuchar la milonga. Para estribillo, repetiría alguno de los decasílabos, por ejemplo, los destacados por Marple: "Fuimos los más raros de la clase, somos los más nadies de la calle."
Para compositor le puedo pedir una mano a mi hijo el Laucha, que es músico, pero justamente anda dando exámenes finales del Conservatorio, y si bien está todo el día escribiendo partituras, no es este caso de puro gusto, digamos que el chico anda ocupado ¿No se le anima Ud, quizás? Yo a la guitarra hace tiempo que ni la afino... Y a la milonga no le atino (digo casi en octosílabos milongueros, ¡cómo estamos!).
¿A quién se lo llevamos después para grabarlo? Las regalías se comparten entre los cófrades, desde ya.
Con esto de los plagios, ya no sé quién es autor de qué, ni de quién fue la idea original de nada, creo que esa es la escencia misma de esta cofradía. Y entonces, creo que poco a poco me estoy transformando en "Goliardo, el de los divagues" (¿próximamente "Santis en la ruta"?).

Marple:

Como verás, todos nos subimos al carro. Plagiamos, somos felices o no tanto, aleopardeamos y también cofradeamos otro tanto. Y no me venga con que no es autora de nada, que sus plagios están de la ostia. Siga con alguno cuando quiera, que acá los esperamos.

Goliardo dijo...

Carmen, también te respondo acá. Como ves,para mí hay una asociación entre Marisa y vos, y ahí están las dos mencionadas en el encabezado del poema. Distintas, singulares, únicas e iguales. Un abrazo para tu compañero de ruta, entonces, por definir de manera tan bella la igualdad en la diversidad.
Abrazos, cófrade querida.

Goliardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marple dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
©Claudia Isabel dijo...

Goliardo me encantó! además me siento asi en general y en lo particular se podría agregar esas rarezas que cada uno tenemos; me refiero a que siempre existió alguien que nos dijo: si seguís así con ese pensamiento, te quedás afuera, perdés el tren...yo ya perdí varios! ser socialmente correcto, es algo que nunca entendí bien...iguales, distintos? no sé y nunca sabré...

ayyyy goliardo, yo no sé escribir cosas alegres. Voy a intentar alguna cosa.
Besos

Goliardo dijo...

Claudia querida, claro que cuesta escribir cosas alegres, ese fue el desafío. El Santi nos hizo reír, y a mí me salió esta alegría con la mirada puesta en cierta tristeza, en una especie de melancólica soledad. Sería un lujo para esta Cofradía contar con tu poesía.
Un gran abrazo, despidiendo juntos, desde el andén a los trenes perdidos.

media luna dijo...

Perdón, pero ¿alguien puede decirme qué significa "zonzo"? Es que cada vez que veo lo de poemita zonzo me pongo a pensar. Gracias.

Goliardo dijo...

Querida Carmen, copio y pegó aquí, en el lugar de origen, la respuesta que te dejé en mi blog, de puro atolondrado:

Según el diccionario de la RAE, zonzo quiere decir "Soso, insulso, insípido. /Tonto, simple, mentecato."

No sabía que no fuera de uso común en España. Aquí tiene un agradable matiz de ingenuidad, de inocencia quizás.

Un gran abrazo.